¿Qué es la gestión de aplicaciones?

13 de mayo de 2024

La gestión de aplicaciones se refiere a la supervisión integral de la operación, mantenimiento y mejora del software. aplicaciones a lo largo de su ciclo de vida. Implica actividades como despliegue, monitorear el rendimiento, solucionar problemas y actualizar funciones. El objetivo es garantizar que las aplicaciones se ejecuten de manera eficiente y segura y permanezcan alineadas con los objetivos comerciales.

¿Qué es la gestión de aplicaciones?

¿Qué es la gestión de aplicaciones?

La gestión de aplicaciones es el proceso estratégico para garantizar que las aplicaciones de software funcionen de forma eficaz, eficiente y segura durante todo su ciclo de vida. Implica gestionar la implementación inicial, monitorear continuamente el rendimiento para identificar y abordar problemas potenciales y refinar o actualizar características para mejorar la funcionalidad.

La gestión de aplicaciones requiere la colaboración entre varios equipos para alinear el rendimiento del software con los objetivos de la organización, garantizando que las aplicaciones cumplan con las expectativas de los usuarios y las necesidades comerciales. La seguridad es un aspecto crucial, y la administración incluye medidas para proteger las aplicaciones de amenazas mientras se cumple con los estándares pertinentes. También abarca la optimización de recursos para garantizar operaciones rentables.

¿Qué es la gestión del ciclo de vida de las aplicaciones (ALM)?

La gestión del ciclo de vida de las aplicaciones (ALM) es un enfoque integral para gestionar el ciclo de vida de una aplicación de software desde su inicio hasta su retiro. Abarca las fases de planificación, desarrollo, prueba, implementación, mantenimiento y desmantelamiento. ALM integra procesos, herramientas y personas para optimizar la colaboración entre equipos, garantizando que cada etapa se alinee con los objetivos comerciales y las necesidades de los usuarios.

Durante la planificación, las partes interesadas definen los requisitos y establecen plazos. El desarrollo incluye codificación e integración de funciones, mientras que las pruebas garantizan la calidad e identifican problemas potenciales. La implementación implica entregar la aplicación a los usuarios. El mantenimiento se centra en monitorear el rendimiento, proporcionar actualizaciones y corregir errores. Cuando una aplicación se vuelve obsoleta, el desmantelamiento la retira de manera responsable.

ALM enfatiza la mejora continua, promoviendo prácticas ágiles, automatización y flujos de trabajo eficientes para una entrega de software más rápida y confiable. Alinea la TI con los objetivos comerciales, fomentando una mejor toma de decisiones y entrega de valor a lo largo del ciclo de vida de la aplicación.

¿Cómo funciona la gestión de aplicaciones?

La gestión de aplicaciones funciona como un proceso continuo para garantizar que las aplicaciones de software se desarrollen, implementen, mantengan y mejoren en consonancia con los objetivos comerciales. A continuación se ofrece una descripción general de cómo funciona normalmente:

  • Planificación y despliegue. Comienza con la comprensión de las necesidades comerciales, la definición de los requisitos de las aplicaciones y la planificación de la estrategia de implementación. Esta fase incluye la colaboración con las partes interesadas y los equipos de desarrollo para garantizar una implementación sin problemas, ya sea en las instalaciones o en el cloud.
  • Seguimiento y gestión del desempeño. Una vez que la aplicación está activa, las herramientas de monitoreo rastrean los indicadores clave de rendimiento, identifican cuellos de botella y garantizan que la aplicación se ejecute sin problemas. Se pueden configurar alertas para señalar problemas de rendimiento para su resolución inmediata.
  • Seguridad y cumplimiento. Las aplicaciones se auditan periódicamente para detectar vulnerabilidades de seguridad, privacidad de datos y cumplimiento de los estándares pertinentes. Se aplican parches y actualizaciones para proteger contra amenazas en evolución.
  • Optimización y escalamiento. Las revisiones periódicas de los datos de rendimiento de las aplicaciones ayudan a identificar áreas de optimización, como el uso de recursos y los requisitos de escalabilidad. Esta fase garantiza que las aplicaciones puedan manejar una mayor demanda y al mismo tiempo minimizar los costos operativos.
  • Resolución de problemas y soporte. El servicio de asistencia técnica y los equipos de soporte resuelven los problemas de los usuarios, a menudo utilizando acuerdos de nivel de servicio (SLA) para garantizar una asistencia oportuna. La gestión de problemas identifica las causas fundamentales para prevenir incidentes futuros.
  • Actualizaciones y mejoras. Las aplicaciones se actualizan para corregir errores, agregar nuevas funciones y mantenerse al día con las necesidades comerciales cambiantes o los avances tecnológicos. Esto puede incluir parches regulares y actualizaciones importantes periódicas.
  • Desmantelamiento. Cuando una aplicación ya no es útil o se vuelve obsoleta, un proceso de desmantelamiento estructurado garantiza que se retire de forma segura, con una interrupción mínima de los procesos comerciales y la gestión de datos.

Partes interesadas en la gestión de aplicaciones

Las partes interesadas en la gestión de aplicaciones son individuos o grupos involucrados o afectados por la gestión de aplicaciones de software. Sus funciones, responsabilidades e intereses varían, pero todos desempeñan un papel crucial para garantizar una gestión exitosa del ciclo de vida de las aplicaciones. A continuación se detallan las partes interesadas clave y sus funciones:

  • Propietarios de empresas/partes interesadas. Por lo general, se trata de ejecutivos o gerentes de alto nivel que supervisan las funciones comerciales que admite la aplicación. Definen los objetivos estratégicos, proporcionan financiación y garantizan que la aplicación se alinee con los objetivos comerciales generales.
  • Gerentes de producto. Responsables de traducir las necesidades empresariales en requisitos de las aplicaciones, gestionan la hoja de ruta, priorizan las funciones y equilibran el alcance, la calidad y los plazos.
  • Equipos de desarrollo. Está formado por ingenieros de software, arquitectos y evaluadores, que crean, integran y prueban la aplicación según los requisitos. Garantizan que la aplicación sea estable, escalable y cumpla con las especificaciones funcionales.
  • Equipos de operaciones. Manejar la implementación, monitoreo y mantenimiento de la aplicación. Garantizan un rendimiento óptimo, gestionan la infraestructura y supervisan backup y recuperación de los empleados.
  • Equipos de seguridad. Con la tarea de proteger las aplicaciones contra amenazas a la seguridad, estos profesionales monitorean las vulnerabilidades, hacen cumplir el cumplimiento y aplican parches de seguridad.
  • Equipos de soporte. Proporcionar asistencia a los usuarios finales, a menudo a través de un servicio de asistencia técnica. Resuelven problemas informados por los usuarios, derivan los problemas a los equipos relevantes y garantizan que se cumplan los SLA.
  • Equipos de aseguramiento de la calidad. Pruebe la aplicación para asegurarse de que cumpla con los estándares de calidad, incluida la funcionalidad, la usabilidad y el rendimiento. Su objetivo es identificar defectos antes de que el software llegue a producción.
  • Equipos de cumplimiento y gestión de riesgos. Monitorear el cumplimiento de los requisitos regulatorios y políticas internas. Evalúan los riesgos y garantizan que las prácticas de gestión de aplicaciones se alineen con los estándares de la industria.
  • Los usuarios finales. Individuos o equipos que utilizan la aplicación diariamente para su trabajo. Proporcionan comentarios valiosos sobre usabilidad y funcionalidad, lo que orienta futuras mejoras.
  • Proveedores/socios externos. Proporcionar servicios, herramientas o soluciones de terceros que se integren o respalden la aplicación. Colaboran con equipos internos para garantizar un funcionamiento perfecto.

¿Por qué es importante la gestión de aplicaciones?

La gestión de aplicaciones es importante porque garantiza que las aplicaciones de software ofrezcan el máximo valor a las empresas y los usuarios y, al mismo tiempo, minimicen los riesgos y costos. He aquí por qué es crucial:

  • Rendimiento optimizado. La gestión de aplicaciones implica supervisión y ajuste continuos para garantizar que las aplicaciones se ejecuten sin problemas, con alta disponibilidad y mínimo el tiempo de inactividad. Esto garantiza que los procesos comerciales críticos no se interrumpan, lo cual es esencial para la productividad.
  • Eficiencia de costo. Al identificar y solucionar proactivamente cuellos de botella en el rendimiento o ineficiencias de recursos, la gestión de aplicaciones ayuda a las organizaciones a ahorrar en costos de infraestructura, tarifas de licencia y actualizaciones innecesarias.
  • Seguridad y cumplimiento. Una gestión adecuada garantiza que las aplicaciones se actualicen periódicamente con parches de seguridad, protegiendo los datos confidenciales de las vulnerabilidades. También garantiza el cumplimiento de las normas regulatorias pertinentes, reduciendo el riesgo de multas y daños a la reputación.
  • Mejor experiencia de usuario. Monitorear el comportamiento del usuario y las métricas de rendimiento ayuda a identificar áreas de mejora, lo que lleva a una experiencia de aplicación más fluida e intuitiva que cumple con las expectativas del usuario.
  • Agilidad y escalabilidad. La gestión eficiente de aplicaciones permite a las organizaciones adaptar las aplicaciones rápidamente a los requisitos comerciales cambiantes, las condiciones del mercado o las nuevas tecnologías. Esto les ayuda a seguir siendo competitivos y responder a nuevas oportunidades.
  • Resolución de problemas. Con procesos integrales de monitoreo y soporte implementados, los problemas se pueden detectar y resolver rápidamente, lo que reduce el tiempo de inactividad y minimiza el impacto en las operaciones comerciales.
  • Alineación estratégica. La gestión de aplicaciones garantiza que el software se alinee con las metas y objetivos de la organización, priorizando las características y mejoras que brindan el mayor valor comercial.
  • Innovación. La gestión eficaz ayuda a las organizaciones a mantener las aplicaciones actualizadas con las últimas tecnologías, lo que les permite innovar y mejorar continuamente.
  • Gestión del ciclo de vida. Desde la implementación hasta el retiro, la gestión de aplicaciones proporciona un enfoque estructurado para mantener y, eventualmente, desmantelar aplicaciones, garantizando transiciones fluidas y un manejo responsable de los datos.

Desafíos de la gestión de aplicaciones y cómo superarlos

Al abordar proactivamente estos desafíos, las organizaciones pueden mejorar sus procesos de gestión de aplicaciones y lograr una mejor alineación con los objetivos comerciales.

Complejidades de la integración

Las aplicaciones modernas a menudo dependen de múltiples sistemas interconectados, lo que dificulta la integración. La incompatibilidad entre diferentes sistemas y formatos de datos dificulta un funcionamiento perfecto. Establecer protocolos de integración sólidos y aprovechar API or middleware Plataformas que facilitan la comunicación entre sistemas dispares. La documentación adecuada y las pruebas periódicas también ayudan a mantener la integración.

Riesgos de seguridad

Con un crecientes amenazas cibernéticas, las aplicaciones suelen ser objeto de acceso no autorizado, robo de datos o interrupción. Garantizar la seguridad mientras se gestionan actualizaciones rápidas puede resultar complicado. Implementar estrictos protocolos de seguridad como cifrado, auditorías de seguridad periódicas y gestión de parches. Llevar a cabo capacitación de los empleados sobre prácticas de seguridad y garantizar el cumplimiento de los estándares pertinentes.

Optimización del rendimiento

Las aplicaciones pueden experimentar una degradación del rendimiento debido a un mayor uso, una infraestructura obsoleta o un código ineficiente, lo que genera tiempos de respuesta más lentos. Supervise periódicamente las métricas de rendimiento y optimice la infraestructura o el código. Utilice pruebas de carga para simular escenarios del mundo real e identificar cuellos de botella, luego escale los recursos o refactorice el código según sea necesario.

Gestión de recursos

La asignación eficaz de recursos puede ser un desafío, especialmente con demandas dinámicas de los usuarios y cargas de trabajo variables. Implementar la asignación dinámica de recursos usando virtualización or cloud-escalado automático basado en. Supervise las tendencias de uso para predecir y planificar las necesidades de recursos con precisión.

Equilibrando la innovación con la estabilidad

La introducción de nuevas funciones o actualizaciones a veces desestabiliza las aplicaciones o introduce nuevos errores. Utilice prácticas ágiles como integración continua / implementación continua (CI / CD) para garantizar que el nuevo código se pruebe periódicamente. Implemente un sólido sistema de control de versiones y mantenga una documentación exhaustiva para cada cambio.

Adopción y capacitación de usuarios

Los usuarios pueden resistirse a adoptar nuevas aplicaciones o funciones, especialmente si carecen de la formación adecuada o consideran que la interfaz no es intuitiva. Involucrar a los usuarios desde el principio del proceso de diseño para recibir comentarios y proporcionar capacitación integral y recursos de soporte. Desarrollar una interfaz de usuario intuitiva/UX diseños que se alinean con los flujos de trabajo de los usuarios.

Dependencia de un proveedor

Depender en gran medida de los límites de tecnología patentada de un proveedor específico flexibilidad y aumenta los costos, resultando efectivamente en vendedor encerrado. Favorecer estándares abiertos y arquitecturas modulares que faciliten la portabilidad. Mantener buenas relaciones con los proveedores y tener planes de contingencia para soluciones alternativas.

Gestión de las diversas expectativas de las partes interesadas

Diferentes partes interesadas pueden tener requisitos contradictorios, lo que provoca retrasos y excesos presupuestarios. Establezca canales de comunicación claros para recopilar los requisitos con antelación y fomentar la colaboración. Utilice marcos de gestión de proyectos que faciliten la priorización y alineen las expectativas.

Soporte del sistema heredado

A través de un plan de migración, eliminar gradualmente legado sistemas, reemplazándolos por modulares, flexarquitecturas ibles. Garantice la compatibilidad con versiones anteriores cuando sea necesario durante la transición.

Mejores prácticas de gestión de aplicaciones

Las organizaciones y los usuarios se benefician de la aplicación de estas prácticas al implementar la gestión de aplicaciones.
Monitoreo e informes integrales

Implemente herramientas de monitoreo de un extremo a otro que brinden información sobre el rendimiento de las aplicaciones, el uso de recursos y la experiencia del usuario. Esto permite una rápida identificación y resolución de problemas antes de que afecten a los usuarios finales, manteniendo una alta disponibilidad y rendimiento.

Actualizaciones periódicas y parches

Programe actualizaciones y parches periódicos para mantener las aplicaciones seguras y compatibles con las tecnologías en evolución. Esto protege las aplicaciones de vulnerabilidades conocidas, mejora el rendimiento y garantiza el cumplimiento de los estándares de seguridad.

Automatización de Tareas Rutinarias

Automatizar tareas rutinarias como backups, monitoreo e implementaciones mediante canalizaciones de CI/CD o herramientas de orquestación. Reduce el error humano, mejora la eficiencia y acelera los ciclos de entrega, liberando personal para tareas estratégicas.

Fuertes prácticas de seguridad

Incorporar seguridad multicapa, incluido cifrado, autenticación, control de acceso y evaluaciones periódicas de seguridad. Esto protege los datos confidenciales y minimiza el riesgo de infracciones, garantizando el cumplimiento de la normativa de protección de datos.

Metodologías ágiles y DevOps

Adoptar prácticas ágiles y Principios de DevOps para fomentar la colaboración entre los equipos de desarrollo y operaciones. Acelera la entrega de software, mejora la calidad y mejora flexCapacidad para responder a los cambios empresariales.

Documentación y Gestión del Conocimiento

Mantenga documentación completa para la arquitectura de aplicaciones, integraciones y procedimientos operativos estándar. Esto permite una incorporación rápida, simplifica la resolución de problemas y garantiza la continuidad en caso de cambios de personal.

Diseño centrado en el usuario

Diseñe aplicaciones centrándose en la experiencia del usuario, incorporando comentarios periódicos y pruebas de usabilidad. Mejora la satisfacción del usuario, reduce las necesidades de capacitación y garantiza que la aplicación se alinee con los flujos de trabajo del usuario.

Planificación de escalabilidad

Diseñe aplicaciones para que sean modulares y escalables, capaces de manejar un mayor tráfico sin modificaciones importantes. Esto respalda el crecimiento empresarial, optimiza el uso de recursos y garantiza un rendimiento constante bajo cargas variables.

Optimización de recursos

Supervise el uso de recursos y aplique técnicas de optimización como el escalado automático, balanceo de cargay eficiente gestión de base de datos. Reduce los costos operativos, mejora el rendimiento de las aplicaciones y garantiza el uso eficiente de los recursos.

Comunicación y colaboración de las partes interesadas

Mantenga canales de comunicación claros con todas las partes interesadas para alinear las funciones y actualizaciones de las aplicaciones con los objetivos comerciales. Esto fomenta la transparencia, garantiza que el desarrollo se alinee con las expectativas y prioriza las características de mayor impacto.

Mejora continua

Fomentar retrospectivas y autopsias periódicas para identificar áreas de mejora en el proceso de gestión de solicitudes. Esto impulsa la innovación, refina los flujos de trabajo y mejora la calidad y confiabilidad generales de la aplicación.

Tipos de herramientas de gestión de aplicaciones

Las siguientes herramientas de administración de aplicaciones brindan soporte integral para administrar los ciclos de vida de las aplicaciones:

  • Herramientas de seguimiento. Estas herramientas monitorean continuamente el rendimiento de las aplicaciones, el uso de recursos y el tiempo de actividad. Proporcionan alertas en tiempo real y datos históricos que ayudan a identificar problemas de rendimiento, realizar un seguimiento de los tiempos de respuesta y analizar patrones de tráfico. Ejemplos populares incluyen Nagios, New Relic y Datadog.
  • Herramientas de gestión de la configuración. Estas herramientas ayudan a gestionar, automatizar y controlar las configuraciones de aplicaciones en múltiples entornos. Garantizan que los entornos estén configurados y cumplan de forma consistente. Ejemplos incluyen Marioneta, Chef y Ansible.
  • Herramientas de gestión de incidentes. Estas herramientas se encargan de la detección, respuesta y generación de informes de incidentes. Se integran con sistemas de monitoreo para automatizar alertas y proporcionar informes de incidentes detallados para respaldar el análisis de la causa raíz. Herramientas como PagerDuty y ServiceNow ayudan a agilizar este proceso.
  • Herramientas de implementación. Automatizan la implementación de aplicaciones y actualizaciones, garantizando la coherencia en los entornos de desarrollo, prueba y producción. Jenkins, GitLab CI y Azure DevOps son herramientas de implementación conocidas que admiten Tuberías de CI / CD.
  • Herramientas de gestión de seguridad. Estas herramientas se centran en proteger las aplicaciones mediante el escaneo de vulnerabilidades, la aplicación de políticas de seguridad y el cumplimiento. Proporcionan información sobre amenazas potenciales y orientación para remediarlas. Los ejemplos incluyen OWASP ZAP, Veracode y Nessus.
  • Herramientas de registro y análisis. Estas herramientas agregan registros de aplicaciones, lo que facilita el análisis del comportamiento de las aplicaciones, la detección de problemas y la obtención de información sobre los patrones de uso. Para este propósito se utilizan comúnmente herramientas como ELK Stack (Elasticsearch, Logstash, Kibana) y Splunk.
  • Herramientas de gestión de activos. Realizan un seguimiento de todos los componentes de la aplicación y sus relaciones. Las herramientas de gestión de activos son útiles para comprender las dependencias, gestionar licencias y planificar actualizaciones. ServiceNow Asset Management y Freshservice son ejemplos notables.
  • Herramientas de gestión de bases de datos. Estas herramientas gestionan las configuraciones de la base de datos, backups y rendimiento. Supervisan la ejecución de consultas, brindan sugerencias de optimización y automatizan las tareas de mantenimiento. SQL Server Management Studio y Oracle Enterprise Manager son herramientas de bases de datos ampliamente utilizadas.
  • Backup y herramientas de recuperación. Automatizan el backup y restauración de datos de aplicaciones, asegurando la integridad de los datos y un tiempo de inactividad mínimo en caso de falla. Veeam y Acronis True Image son soluciones populares que admiten backups y rápida recuperación ante desastres.
  • Herramientas de colaboración. Estas herramientas facilitan la comunicación y la coordinación entre los equipos involucrados en la gestión de aplicaciones. Ayudan con el seguimiento del proyecto, la documentación y la asignación de tareas. Jira, Confluence y Slack son plataformas de colaboración muy utilizadas.

Ejemplos de herramientas de gestión de aplicaciones

Cada una de estas herramientas ofrece beneficios únicos y juntas forman un poderoso conjunto de herramientas para administrar aplicaciones de manera efectiva en varias fases de su ciclo de vida.

Nagios


Nagios es una herramienta de monitoreo de código abierto que ofrece un monitoreo integral de servers, dispositivos de red y aplicaciones. Proporciona alertas en tiempo real para problemas como server interrupciones o degradación del rendimiento de las aplicaciones y ayuda a los equipos de TI a identificar y resolver problemas rápidamente. Es extensible con numerosos complementos y tiene una comunidad sólida.

Ansible


Ansible es una herramienta de gestión de configuración que automatiza el aprovisionamiento y la configuración de servers y aplicaciones. Utiliza un formato simple y legible por humanos. Ñame sintaxis para definir libros de jugadas, lo que permite a los administradores automatizar tareas como la implementación de aplicaciones, actualizaciones del sistema y configuración del entorno. Ansible no tiene agentes, lo que significa que no requiere instalación de software en los sistemas de destino.


ServiceNow es un cloudPlataforma basada en TI que proporciona gestión integral de servicios de TI (ITSM). Ofrece módulos para gestión de incidentes, gestión de problemas y gestión de cambios, lo que permite a las organizaciones manejar problemas relacionados con las aplicaciones de forma sistemática. Sus flujos de trabajo integrados agilizan los procesos de la mesa de servicio y ayudan a gestionar el ciclo de vida de los incidentes relacionados con las aplicaciones.

Jenkins


Jenkins es una automatización de código abierto server Ampliamente utilizado para CI/CD. Automatiza la creación, prueba e implementación de aplicaciones, integrándose perfectamente con los sistemas de control de versiones. Jenkins proporciona complementos para ampliar sus capacidades y ayuda a los equipos a mantener la calidad del código e implementar actualizaciones de manera eficiente.

Veracódigo


Veracode es un cloudHerramienta de gestión de seguridad basada en que proporciona escaneo de seguridad automatizado para aplicaciones. Ayuda a identificar y mitigar vulnerabilidades en código, bibliotecas y dependencias, ofreciendo análisis estático, análisis dinámico y análisis de composición de software. Sus informes ayudan a los desarrolladores a comprender y corregir fallas de seguridad.

Pila ELK (Elasticsearch, Logstash, Kibana)


El ELK Stack es un popular De código abierto Conjunto de herramientas utilizadas para registro y análisis. Elasticsearch es el motor de búsqueda y análisis, Logstash se utiliza para recopilar y procesar datos de registro y Kibana proporciona visualización y paneles. Juntos, ayudan a los equipos de TI a analizar registros de aplicaciones, identificar tendencias y solucionar problemas de forma eficaz.

Veeam


Veeam es un backup y solución de recuperación enfocada principalmente en entornos virtualizados. Garantiza seguridad backups de datos de aplicaciones y proporciona una restauración rápida en caso de interrupciones o corrupción. También ofrece capacidades de monitoreo, informes y replicación para la recuperación ante desastres.

Jira


Jira es una herramienta de gestión de proyectos y seguimiento de problemas que se utiliza a menudo para el desarrollo de software. Los equipos pueden crear, asignar y realizar un seguimiento de problemas o tareas relacionados con el desarrollo, la implementación o el soporte de aplicaciones. Su integración con otras herramientas ayuda a alinear el desarrollo de software con las operaciones de TI, proporcionando una plataforma unificada para las tareas de gestión de aplicaciones.


Anastasia
Spasojevic
Anastazija es una escritora de contenido experimentada con conocimiento y pasión por cloud informática, tecnología de la información y seguridad en línea. En phoenixNAP, se centra en responder preguntas candentes sobre cómo garantizar la solidez y seguridad de los datos para todos los participantes en el panorama digital.